NUESTRA AMÉRICA, ES UNA TRAMA INTERSECCIONAL

NUESTRA AMÉRICA, ES UNA TRAMA INTERSECCIONAL
NUESTRA AMÉRICA, ES UNA TRAMA INTERSECCIONAL. Trama al Sur – Un Canal social latinoamericano
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

América Latina y el Caribe, es una trama de tensiones sociales propias de nuestra historia derivada del dominio colonial y la resistencia al mismo. La crisis generada por el Covid-19, desnuda las asimetrías que profundizan sus efectos en el nuevo foco de esta pandemia. 

Desde que la mayoría de los casos son de circulación comunitaria, las cifras de contagios ha tenido mayor prevalencia en el personal médico y en sectores populares. Lo que devela que los llamados “trabajadores esenciales” habitan en los barrios de las periferias de nuestras ciudades. 

En los sectores populares, por la precariedad estructural la circulación del virus ha estado más presente. Pero también lo han sido sus consecuencias económicas y sociales. Según la CEPAL, unas 35 millones de personas en la región se sumarán este año,  a las 185 millones en situación de pobreza que ya habían antes del Covid-19. 

Sin embargo, la situación es altamente preocupante para mujeres, grupos racializados y personas trans. En este sentido, urge una lectura interseccional que permita no solo identificar las vulnerabilidades, sino encontrar lugares de enunciación para que la “nueva normalidad” siga la vieja receta de exclusión y violencia.

En Colombia, las llamadas por violencia de género aumentaron un 91%, mientras que en México un 36% y 25% en Argentina. Lo que sumado a la precariedad laboral en la región, según el Banco Mundial, es 25% mayor en las mujeres, refuerza la dependencia económica y la vulnerabilidad ante el creciente desempleo. 

En este sentido, la violencia sexual y los embarazos adolescentes, también preocupan a autoridades y organizaciones sociales que han creado líneas, redes y seguimiento de casos. Como  el portal, de construción colectiva violentadas en cuarentena.

Los gobiernos de la región han aceitado las facultades policivas, en nombre de los controles sanitarios, que no han tardado en generar situaciones de abuso de autoridad, discriminación o criminalización. 

En Argentina, se desconoce el paradero de Facundo Astudillo Castro, un joven  de 22 años, que desapareció el 30 de abril en la ruta hacia Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires y quien horas antes había sido retenido por efectivos de la policía provincial en uno de estos controles.

Medidas restrictivas de la movilidad según género en Perú, Panamá y Colombia, están generando alarmantes casos de transfobia que refuerzan patrones de discriminación contra personas trans y de género no binario.

Los controles policiales en las calles, ante el crecimiento en los contagios, de un virus que ya deja más de 5 millones positivos. Muestra la trama interseccional de la represión que habita en nuestro continente. Disciplina social en nombre de la salud pública bajo la simultaneidad clase, género y raza.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja un comentario