Espacios de encuentro y participación de mujeres productoras familiares en Rocha Uruguay

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Breve introducción

Este artículo propone sistematizar y comunicar experiencias colectivas que se han desarrollado desde 2013 con grupos y mujeres productoras familiares del este uruguayo, específicamente en el departamento de Rocha.

Trabajo que aúna lo interinstitucional, interdisciplinario, integral y territorial, dándose lugar en torno a la celebración colectiva del Día Internacional de la Mujer Rural y el Día Internacional de la Mujer. Problematizamos y reflexionamos desde estos encuentros, qué lugar habitamos las mujeres en la producción y reproducción social, tanto en los proyectos familiares como en los diversos procesos colectivos a nivel territorial (organizacionales y comunitarios).

Espacios de celebración y encuentro, que promueven el repensar, visibilizar, cuestionar, desandar y reconocerse desde las acciones, decisiones y procesos que se dan en lo concreto de cada territorio.

Algunas palabras clave: mujeres, producción familiar, encuentros y procesos de construcción de soberanía.

Descripción de las experiencias

Las experiencias en este relato reflejan la organización colectiva de mujeres rurales, dentro de la producción familiar en Rocha, definiendo una forma de ser y estar en este territorio específico en el cual se integran y son parte.

Repensar y problematizar acerca del rol de las mujeres en la producción y reproducción social fue uno de los móviles para promover estos espacios de encuentro. Es a partir de la existencia -y resistencia- en y desde los distintos colectivos que integran, que han configurado un modo de vida particular, que las identifica y a partir del cual se reconocen y se proyectan.

Estudiar las problemáticas de género en el medio rural, y en la agricultura/producción familiar en particular, supone recuperar procesos y visiones de un sector relevante, que propone otras formas de vida, producción y vínculo con el ambiente y con su entorno. Relacionando e integrando factores como la tierra, el trabajo, la familia, la comunidad, sobre formas variadas y originales, dejando al descubierto relaciones internas de poder y dominación (Programa de Cooperación Mercosur-AECID, REAF, Centro Coop. Española, 2009). Estas últimas adquieren particular relevancia pues vulnerabilizan al sujeto social incidiendo fuertemente en las formas en que se organiza el trabajo al interior del proyecto productivo familiar (Blixen et al. 2013). Estas inequidades permean e inciden también en las formas en que se organizan los grupos, la comunidad y los territorios en general.

Relatos que hacen a las experiencias

Relatamos aquí parte de la sistematización que surge en oportunidad de la celebrar-nos en el Día Internacional de la Mujer y el Día de la Mujer Rural, a partir de distintas actividades tales como exposiciones, talleres, audiovisuales, espacio-feria y dinámicas de trabajo. La sistematización contiene cada una de esas experiencias pero en todos los casos, supera lo vivido en cada una de ellas. Se sistematizan elementos que se vinculan a programas y proyectos de desarrollo rural, a planes de formación en género y territorio, actividades de capacitación y diversas experiencias de integración. Experiencias que parten de la necesidad sentida y percibida desde el territorio, inicialmente con fuerte impulso (inter) institucional (público), deviniendo en procesos y espacios con mayor autonomía y autogestión de las mujeres, sus familias y de los colectivos a los cuales se vinculan.

Estos elementos nos ayudan a problematizar derechos, accesos y situaciones locales/regionales de cada territorio, además de recuperar intereses, expectativas, saberes- conocimientos y proyecciones de quienes participan en cada propuesta.

Se trata de procesos que han ido tomando forma y fuerza en el transcurrir de estos años, gestados en los territorios, con mujeres, grupos y colectivos diversos y heterogéneos. En cada una de las celebraciones se han dado espacio-tiempos para la formación y discusión trabajando con metodologías participativas (talleres, charlas, teatro) temas que nos atañen, referidos a salud sexual y reproductiva, salud laboral, (auto) conocimiento, reconocimiento, del trabajo y el rol en la familia, en el proceso productivo y reproductivo social de la familia/ comunidad. También nos valoramos y reconocemos en la creación, de arte y artesanía, de canción, música y poesía, de magia en los jardines y en las huertas, en las granjas y cocinas. Nos dimos tiempo a la reflexión y al disfrute, a valorar la vida, de las que estamos en lucha y de las que ya no están, porque su voz se ha apagado, pero sigue haciendo eco en quienes seguimos dando resistencia en estos espacios de integración.

Tejemos redes de solidaridad y acompañamiento, de sostén y apoyo, redes tangibles a partir de los procesos que llevamos adelante: intercambios de saberes, semillas, plantas, miradas y palabras. También nos apoyamos en redes virtuales, de comunicación, de conocimientos y propuestas, que nos han llevado a embarcarnos en proyectos colectivos que han permitido acercarnos y conocernos más, dejando abierta la posibilidad de que nuevas compañeras lleguen y se integren.

Nuestros fines

Nuestros fines
Los fines que nos movilizaron a dar cuenta de estos relatos son el sistematizar la experiencia de celebración del Día Internacional de la Mujer y de la Mujer Rural, aprendiendo de otras experiencias, conocimientos y saberes.

Asimismo, nos moviliza el problematizar el vínculo entre las distintas dimensiones de la Agroecología y sus transiciones, con las mujeres como constructoras de soberanías, de procesos de autodeterminación y de defensa de los territorios y bienes comunes desde lo cotidiano de su vivir.

Por último, nos planteamos reflexionar sobre el alcance de la experiencia colectiva y su devenir histórico, en lo que hace a la interna de los proyectos productivos familiares, los grupos y organizaciones/instituciones a las cuales pertenecen y con las cuales se vinculan.

A modo de cierre

Algunos de los resultados de estas sistematizaciones señalan que se han promovido, sostenido y facilitado procesos participativos de organización colectiva, entre las distintas formas colectivas y grupos del territorio fomentando la autogestión y la autovaloración de las mujeres frente a sí mismas, a sus pares, a sus familias, a los colectivos a los que se integran y a la comunidad en general.

Estos espacios de encuentro y celebración han contribuido a recuperar, recrear y ponderar procesos y actividades poco valoradas y frecuentemente invisibilizadas, al mismo tiempo que ha dado pautas para reflexionar sobre el porqué de éstas.

En el proceso de organización y trabajo conjunto surgen múltiples obstáculos que hacen referencia a distintas formas de entender lo territorial; esto supuso generar y apropiarse de formas novedosas de resolver los conflictos colectivamente.

Se han encontrado y generado espacios interinstitucionales para abordar y repensar estos procesos, apelando a (infra) estructuras y herramientas locales.

Los procesos fueron proyectados, planificados y evaluados desde espacios de trabajo conformados por instituciones y colectivos de base (organizaciones/grupos/comisiones); destacándose tanto el involucramiento, esfuerzo y compromiso, como el disfrute de la experiencia en construcción y vivencia del proceso.

Quienes somos:

Rossana Cantieri, Licenciada en Trabajo Social, docente en la Regional Este de la Udelar (CURE) del Ciclo Inicial Optativo del Área Social y del Departamento de Ciencias Sociales y Humanas. Formación en Género, ​Emprendimientos asociativos, Economía Solidaria, ​Educación Popular​ (Programa de Educación Popular)​ y Animación Comunitaria​ (OBSUR)​. ​Maestranda en Trabajo Social. Estudiante Profesional en Desarrollo (Maestría en Extensión y Educación Rural). ​Participante en diversas redes y grupos locales/regionales: Coordinadora 8M Rocha, Red Feminista de Rocha y Red de Agroecología del Uruguay Regional Rocha.

Sonia Fernandez, Mujer independiente, Productora Familiar ganadera, participa activamente en distintos grupos: Flores del Este, Mujeres de Tierra, Red de Agroecología de Rocha, presidió la Sociedad de Fomento Rural (SFR) Ruta 109 por tres años. Se identifica con el rol de defensa y empoderamiento de la mujer, de apoyo a que la mujer salga adelante, apoyo a las políticas públicas con perspectiva de género. Apoya todos los procesos colectivos a nivel de la producción familiar: compras y ventas colectivas, trabajos asociativos.

Nandí González Jiménez, Ingeniera Agrónoma, Promoción de desarrollo rural en territorio, producción familiar, agroecología y soberanía alimentaria. Formación en perspectiva de género aplicada al desarrollo rural, políticas públicas y planificación estratégica de territorios. Participante en Coordinadora 8M Rocha, Integrante de la Red de Agroecología del Uruguay Regional Rocha. Realización de proyectos independientes de educación ambiental y plantación de árboles nativos en Escuelas Rurales de Rocha.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja un comentario