DESMANTELANDO LA EDUCACIÓN PÚBLICA

Fotografía: Richard Yorda
Fotografía: Richard Yorda
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El actual gobierno de Uruguay está desarrollado una estrategia de desmantelación de las políticas sociales del gobierno del Frente Amplio, cambiando su sentido filosófico y recortando sus recursos. Esto se expresa en la  Ley de  Urgente Consideración (LUC)1, aprobada en julio de 2020, y que introduce 476 artículos que afecta a distintos aspectos de la vida de los uruguayos.

En el caso de la educación el ataque se puede esquematizar  de la siguiente manera:

  1. Proceso de centralización y politización de la educación. Hay una intromisión cada vez mayor del poder político marcado por la injerencia del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) en distintas instancias (Art 145 LUC) y la centralización de las decisiones en manos del CODICEN de la ANEP2  que se refuerza con la  disolución de los Consejos de Primaria, Secundaria y Educación Técnica, eliminando -de paso- la representación docente (Art 148 LUC).
  2.  Recorte presupuestal. La reducción de los rubros destinados a la educación se realiza a través de la eliminación de miles de horas docentes que afectan en particular a los programas que atienden a los sectores más vulnerables (por ejemplo la formación básica profesional3 o el maestro  comunitario4)
  3. Una reforma del contenido educativo. Esto se logra a través de la circular 28/2021   que tiene como objetivo “adecuar la propuesta curricular en todos los niveles educativos”5 .  El desarrollo de este proyecto merecería un comentario aparte por la profundidad de los cambios que plantea, pero se puede mencionar que  busca flexibilizar los contenidos (en función de la localidades) y con un detrimento de lo disciplinar en función del aprendizaje en competencias. Un formato de municipalización cuyas consecuencias sobre la ampliación de las diferencias sociales y culturales hemos visto en distintas partes del mundo.
  4. Aumento del control político sobre los docentes. Esto se logra a través de una modificación del concepto de la libertad de cátedra (Art 128 LUC), propuestas concretas desde la coalición de gobierno (Proyecto de Ley de un Consejo de Laicidad6)  y  acciones de control administrativo sobre los docentes y sus clases. 
  5. Ataque sistemático a los sindicatos. El continuo discurso sobre el carácter corporativo de los sindicatos, que solo buscan la defensa de intereses sectoriales o incluso individuales, no comenzó en el actual periodo de gobierno pero claramente se ha vuelto parte de una campaña de desprestigio.
  6. La fragmentación y privatización de la formación docente. Un proceso que se inicia con la LUC y que se ha venido desarrollándose en forma contante por parte del gobierno.

1 Ley 19889 del 9 de julio de 2020 , todas las citas son tomadas de la publicación del Parlamento https://legislativo.parlamento.gub.uy/htmlstat/pl/leyes/LUC.pdf
2 Consejo Directivo  Central de  la Administración Nacional de la Educación Pública.
3 La Formación Básica profesional estaba dirigida a una población que había quedado al margen o rezagada en el sistema educativo, por lo general ubicada en el quintil de ingreso más bajos,  brindándole la oportunidad de aprender un oficio.
4 Un maestro que llegaba al hogar de los que no eran retenidos por el sistema.
5 Circular 28/2021 https://www.anep.edu.uy/sites/default/files/images/Archivos/publicaciones-direcciones/secretaria-administrativa/circulares/2021/Circular%20N%C2%BA%2028-2021.pdf
6 Un formato de tribunal inquisidor sobre los contenidos que los docentes imparten. El texto incluye  una concepción de laicidad que equiparada a la neutralidad, formulación que no resiste una crítica epistémica.

La Formación en Educación y su fragmentación

El Consejo de Formación en Educación (CFE) abarca las carreras de maestros, maestros técnicos, profesores y educadores sociales; en un  Sistema Nacional Único de Formación Docente, que desde 2008 tiene programas unificados. El CFE tiene 33 instituciones educativas en  todo el país, con distintos formatos de enseñanza (presencial, semipresencial y semilibre) y con un sistema de becas para los estudiantes de más bajos recursos (completa, alimentaria y/o transporte). 

Es parte de la lucha histórica del movimiento sindical uruguayo  que la formación de los docentes tengan carácter universitario, con autonomía y cogobierno. El discurso del gobierno, a través del Ministro Pablo da Silveira (MEC), es que a través de los cambios incorporados en la LUC se estaría logrando el tan deseado carácter universitario. Este argumento que  es repetido en los grandes medios de comunicación  oculta una realidad que es complemente diferente.

El artículo 198 de la LUC habilita “un procedimiento voluntario de reconocimiento del nivel universitario  de  carreras  de  formación  docente  impartidas  por  entidades públicas  no universitarias”. La evaluación del carácter universitario se realizará por parte de un Consejo  Consultivo que en función del decreto presidencial del 4 de diciembre de 2020 quedaría conformado por tres miembros del MEC, uno por la ANEP (ni siquiera está estipulado que sea del Consejo de Formación en Educación), uno por la Universidad de la República (UDELAR) y uno por el Consejo de las universidades privadas7.  Esta constitución le da un control absoluto al Poder Ejecutivo sobre quiénes puede ser las instituciones habilitadas para brindar carreras universitarias de formación docente en el ámbito público.

Reafirmando el proceso el MEC, en marzo de 2021, crea el seminario “Nuevos rumbos” que esta “dirigido al personal directivo, técnico y docente de entidades públicas y privadas que aspiren a impartir carreras universitarias de formación en educación.”8. Esta instancia de formación que trascurrirá en la segunda mitad del año fue realizada a espalda de la UDELAR y del CFE, desconociendo la experiencia  y saberes de dos instituciones públicas que claramente puede aportar sobre el tema.  En la conformación del plantel docente del seminario se nota la ausencia de ambas instituciones y una preeminencia de expositores extranjeros cuya pertinencia es desconocida. Resulta casi una provocación que el tema de  “Las competencias docentes en Uruguay” lo imparta una Universidad de Finlandia o que  “El acompañamiento docente” esté a cargo de la ONG “Enseña Uruguay” con claros vínculos familiares con miembros del gobierno9.

Mención aparte lo constituye el mecanismo que se utilizó para conformar el plantel de los asistentes en el marco del CFE. Esto se hizo instando a los directores de los centros de formación a elegir a dos docentes dentro de lo que se presentarán al llamado. La falta de criterios claros de postulación  lleva a la discrecionalidad sobre  elección, en un curso que seguramente pesará en la carpeta de méritos para futuras instancias.  Estas formas de cooptación del plantel docente no son nuevas.


7 Decreto presidencial del 4 de diciembre de  2020 https://medios.presidencia.gub.uy/legal/2020/decretos/12/cons_min_358.pdf
8 MEC “Seminario nuevos rumbos”https://www.gub.uy/ministerio-educacion-cultura/comunicacion/convocatorias/nuevos-rumbos-seminario-preparatorio-para-diseno-carreras-universitarias
9 https://www.gub.uy/ministerio-educacion-cultura/comunicacion/noticias/seminario-preparatorio-para-diseno-carreras-universitarias-formacion. La presidenta de esta ONG “Enseña Uruguay” es Verónica Raffo hermana de la candidata a Intendenta de la coalición de gobierno. Se podría agregar que en la dirección de la ONG no existe ningún miembro directamente vinculado a la educación y menos a la formación docente.

Seguramente la pregunta que surge es si la formación docente es atractiva para las instituciones, debido  que ya existen experiencias en esta modalidad,   y acá viene la frutilla del postre.  En el inciso b del  artículo 173 de la LUC se modifica el sistema de becas de la formación docente, “que premie la continuidad y calidad de los estudios por parte de estudiantes de todo el país que sigan programas universitarios de formación en educación”. El destinatario de las becas puede ser cualquier institución que brinde cursos de formación de carácter universitario y la idea del Ministro Da Silveira es el sistema de Voucher. 

El formato Voucher se basa en que cada institución oferte la propuesta de profesorado y el estudiante “elija” en  cuál realizar  su carrera munido de un cupón “presupuestal”. El cambio de un sistema universalista a uno individualista del sistema de beca tiene dos consecuencias inmediatas; por un lado se fomenta la mercantilización de la educación y por otro  se produce una desviación del dinero público a instituciones privadas que buscarán atraer esos recursos.  Es menester preguntarse: ¿cuál sería la calidad de la oferta educativa?, ¿cubriría a todo el país?, ¿se seguirá atendiendo en forma prioritaria a los sectores más carenciados económicamente?

Este proceso fragmentaría la formación docente en un conjunto de instituciones con diferentes propuestas programáticas, es decir que existirá un perfil de docente para cada institución que lo ofrezca.  Además, el estudiante no tiene asegurado cuál será su inserción laboral después de su egreso, porque el ingreso a la función docente es competencia de la ANEP.

La recolección de firma para habilitar el plebiscito contra 135 artículos de la LUC es fundamental para detener este proceso.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja un comentario