Homenaje de Trama al Sur ante la partida del compañero Julio A. Louis: un militante imprescindible labrador de horizontes.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Intentar escribir unas pocas palabras sobre Julio se nos hace tremendamente difícil, tal vez, por la magnitud de sus aportes en tanta vida de forja y formación colectiva. Ha partido en Julio, pero nos ha dejado un compromiso insobornable: luchar desde nuestra perspectiva de clase por un mundo sin explotados ni explotadores.

Evitaremos referirnos a sus aportes académicos que marcaron generaciones de estudiantes de Historia en el Instituto de Profesores Artigas, con su interpretación de la Historia Latinoamericana, referencia ineludible para cualquier estudioso, tan magníficamente plasmada en sus tomos de Colonias Independencia e Integración.

Otros, tuvimos la suerte de conocerlo desde un lugar diferente al académico, desde la militancia política y social, esa otra gran escuela a la que tanta importancia le daba,  parafraseando a Yupanqui al decir «de eso no enseñan los libros, la vida tiene otras letras», seguramente hacía suyas dichas palabras, como un todo en la praxis revolucionaria.

Desde una profunda aplicación del materialismo histórico, su poder de síntesis sobre Marx y el marxismo, llevaban a hacer comprensibles las abstracciones de la dialéctica en cualquier compañero de la base militante.

Entre un sinfín de anécdotas que seguramente brotarán en su legado, recordamos un taller sobre historia del movimiento sindical uruguayo que dictó para el plenario del PIT-CNT en Salto, donde incipientes afiliados al sindicato de “cuida coches”, o las por aquella época recién creadoras del sindicato de trabajadoras domésticas, se fueron enormemente agradecidos, expresión reflejada en sus propios aportes, con haber entendido ese muchas veces abstracto concepto de plusvalía. 

Siempre presente en su sindicato de toda la vida, la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria –FeNaPES-, no sólo desde su actividad como afiliado, pues aún ya jubilado cada vez que se desarrollara un Congreso, un Encuentro o una Jornada, dejaba su lectura de la realidad que tanto nos esclarecían las tensiones y contradicciones del Uruguay y la Región. 

Entre aldeanos, tejedores y hoy Tramenses, tuvimos la convicción de rendirle un humilde tributo en reconocimiento a sus aportes, en un inolvidable 26 de noviembre de 2016.

En su larga lucha contra una enfermedad acuciante, no dejó un solo día de leer, reflexionar y aportar a la interpretación de la realidad para su transformación. 

Desde Trama al Sur, podemos reafirmar con honor que el Profesor Julio Louis fue parte de este proyecto sembrador de horizontes.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja un comentario